CULTURA DE LA MUERTE EN GALICIA: RITOS Y PREMONICIONES

Sólo Galicia tiene este culto a la muerte, únicamente superado por Egipto. Aquí la vivimos con naturalidad. Hay procesiones de ataúdes, donde se encierran personas para celebrar la vida. Tenemos una peculiar orografía de incomunicación.

El hombre en el progreso de su evolución descubrió dos nuevos elementos que trastocarían la vida de nuestra especie; la conciencia de su identidad como ser individual, único e irrepetible y, por otro lado, la certidumbre de la muerte.
Y es esa certidumbre de la muerte, unida a esa conciencien de seres únicos, la que ha marcado, en todas las culturas, el simbolismo, los ritos, las premoniciones de la muerte e, incluso, la creencia en otra vida o la reencarnación.
Galicia, quizás por su atraso histórico, su aislamiento, o la dispersión geográfica de sus diminutos núcleos de población, ha llegado tarde a la modernidad y aún mantiene costumbres y ritos de la sociedad agrícola que en otras latitudes se perdieron bajo el peso de la industrialización, el pragmatismo de la sociedad de mercado y, sobre todo por la manipulación de los valores por los medios de comunicación.
Hoy asistimos en Galicia, con la llegada tardía de la sociedad moderna, a la pérdida paulatina de esos ritos que creíamos eran difinitorios de nuestra cultura. Y sobre todo, desde la masificación de la televisión, con la consecuente pérdida de la tradición oral, la mayoría de los ritos comienzan a ser ya desconocidos para la inmensa mayoría de los jóvenes. Ya sólo quedan los ritos cristianos.
Comenzaremos la enumeración de premoniciones de la muerte, dejando a un lado aquellos que pertenecen más la cultura universal de la superstición como pueden ser: derramar sal o espejos rotos, para centrarnos, fundamentalmente, en aquellos otros, que son típicamente gallegos.

Pasaremos por encima de otros muchos augurios comunes a otras culturas, como son los vuelos de lechuzas, mochuelos, cuervos u otras aves carnívoras sobre el tejado de las casas donde viven personas enfermas, los aullidos nocturnos de perros y lobos o el graznar de zorros e, incluso, el oír cantar a una gallina como si fuera un gallo.
Hay muchos otros que no tienen tampoco una trascendencia cultural, como es encontrarse con un entierro cuando los novios salen de casarse de una iglesia, si en un funeral se apagan los cirios, si se oye por la noche petar tres veces en la puerta sin que haya nadie llamando, ver un resplandor grande encima de la casa, olor muy profundo a cera…
En concreto hoy nos vamos a centrar exclusivamente en el AIRE DE DIFUNTO, el URCO y LA SANTA COMPAÑA, como augurios típicamente gallegos para luego proseguir con los ritos y romerias de penitentes.
Antes de comenzar desearía dejar muy claro, que estas premoniciones y ritos son muy diversos, cambian de parroquia en parroquia, llegando incluso, a ser contradictorios unos con otros, pero como de lo que aquí se trata es hacer una aproximación a esa realidad, mostraremos sólo una versión de cada uno de ellos, quien esté interesado en profundizar puede leer el estudio recogido en el libro de Elisardo Becoña “La Santa Compaña, el Urco y los Muertos”.

URCO:

img_0782

Se trata de un animal fantástico que suele adoptar la forma de un enorme perro negro o blanco con cuernos y orejas largas que sale del mar arrastrando cadenas. Su presencia, como la de muchas otras figuras fantásticas parecidas, es considerada un mal augurio, anunciador de la muerte. En Pontevedra, la leyenda del Urco se incluyó entre las celebraciones del Entroido (Carnaval gallego). A partir de 1876, se comenzó a honrarse a este monstruo, bajo la forma de un enorme y feroz perro capaz de tragarse de un solo mordisco veinte sacos de calderilla con la misma facilidad con que un burro se traga dos granos de cebada. Según cuenta la mitología gallega, este animal habitaría en Borrón, un lugar lleno de niebla y tenebroso perteneciente al Alén, de ahí la comparación que algunas veces se hace entre él y el Cerbero, guardián del Tártaro.

Dicen que el aullido del Urco está relacionado con el presagio de un mal muy próximo, y de algún modo debe de ser así, pues siempre que el lamentoso aullido fue escuchado en alguna ciudad o pueblo, pronto ocurrió una desgracia en la zona, alguna o varias personas murieron sin saberse ni cómo ni por qué, pues aparentemente el suceso no tenia explicación posible…

Urco aparece sólo de noche y prefiere las noches cerradas, con aguacero, aunque hay quien afirma que cuando el cielo está estrellado o hay luna también anda de peregrinación. Anuncia muerte o desgracia. Ante la casa que se detiene, es raro que al amanecer no haya llanto, queja o maldiciones por tanto infortunio de repente : esa noche se murió el patriarca, tuvo un accidente mortal la hermana mayor o apareció sin voz y ciego el niño más pequeño de la casa.

AIRE DE DIFUNTO:

En este apartado seré muy breve, porque breve es su significado, el aire de difunto viene a ser, más o menos, la colonización de un cuerpo vivo por el alma de un difunto.
Normalmente el aire de difunto se instala en el cuerpo de un niño, e incluso, en un feto que se está desarrollando en el vientre de su madre.
En estos casos es el contagio de una enfermedad que le difunto trasmite al vivo para que se repare algún mal que se le ha hecho al muerto. Como puede ser el desatender sus últimas voluntades, el no haberlo enterrado como debían…
En algunos casos, como veremos más adelante, cuando hablemos del rito de los enterramientos, veremos que puede trasmitirse a través de los animales domésticos.
Existen varias formas de curarlo, hay mujeres especializadas en ese tipo de sanaciones, e incluso, ritos curación, como puede ser el acudir solos al cementerio a medianoche a pedir perdón al difunto que nos traspasó su aire.

ALMAS EN PENA:

almas-en-pena

La Santa Compaña o quizás, deberíamos decir, las almas en pena, en todas sus variantes, son el más genuino de los aportes de la tradición gallega a la cultura de la muerte. Aún hoy si nos ganamos la confianza de algún anciano, es muy probable que nos confíe haberlas visto en su juventud.
La tradición de las almas en pena está extendida por todos los rincones de Galicia, probablemente como herencia de las culturas de neolítico, hoy con versiones cristianizadas, en cada parroquia se cree o se vive de un modo diferente esta tradición cultural. Hay que aclarar en este punto que la parroquia es el núcleo de población más extendido por la geografía gallega.
En esta aproximación a las almas en pena, vamos a dar una única versión de estas creencias, aclarando que hay muchas diferencias de unas parroquias a otras, incluso versiones contradictorias, pero como lo que tratamos aquí es una simple aproximación a esas creencias, bastará con que nos fijemos en una sola de sus interpretaciones.
Hay dos tipos de almas en pena, las que vagan solitarias y las que lo hacen en grupo.
Las solitarias reciben entre otros el nombre de “ESTADEA” “ESTANTINGA” “ANTARUXADA”, de las que lo hacen en grupo destaca, sobre todas ellas la SANTA COMPAÑA, aunque en algunos lugares se le conozca como HOSTE o incluso, “estadea“.

ALMAS SOLITARIAS:

En general las almas que vagan errantes por los senderos de Galicia, son almas de personas que murieron violentamente, o que murieron jóvenes y dejaron en esta vida temas pendientes.
En contra de lo que pueda parecer, las almas en pena que vagan en solitario no tienen porque ser de mal augurio. Hay almas errantes que vuelven para cuidar de los enfermos de su familia, o madres que se presentan cada mañana ante sus hijos para lavarlos y peinarlos, sin que los niños, que la reconocen, tengan ningún miedo de convivir con su madre difunta, también se presentan para pedir a su familia que realicen alguna promesa no cumplida, para restituir algún mal hecho en vida, para obligar a cumplir sus últimas voluntades, por venganza de algún mal provocado al difunto, para exigir las “misas” necesarias…
Visten todas esas almas errantes con túnicas blancas, se presentan a familiares o vagan por los caminos en la noche profunda, normalmente se las representa como personas muy altas y delgadas, y para romper su influjo hay que romperles el hábito, debe hacerse siempre por detrás y de abajo arriba.
Normalmente el verlas no es premonitorio de una muerte, generalmente son almas que están pidiendo ayuda y aunque asustan enormemente a quienes se las encuentran, no suelen hacerles daño.

SANTA COMPAÑA:

santa

La Santa Compaña tiene una relación directa en las formas con estas otras almas solitarias (citadas anteriormente), pero con características muy diferentes.
La Santa Compaña vagan en grupo, son almas del purgatorio, aquí deberíamos aclarar que toda referencia al cristianismo, son “modernidades” impuestas por la iglesia y que, muy probablemente, antes tuvieran otra simbología.
La Santa Compaña la componen un mínimo de cinco almas en pena, cada una de ellas porta un elemento diferente, una cruz, un estandarte, un caldero de agua, un candil o una tea ardiendo y una campanilla. Normalmente uno de sus miembros será cojo, y en muchos casos les acompaña un perro, el urco. Además siempre irá al frente conduciendo la procesión un ser vivo, un paisano de la aldea que conoce dónde viven las personas que ellos buscan.

santa-compac3b1a-procesic3b3n
Este ser vivo, desconoce que está siendo utilizado por la Santa Compaña, normalmente él porta la cruz que abre el acompañamiento y será hombre o mujer, dependiendo del género que tenga el patrón de la parroquia. A los doce de la noche este vivo debe presentarse en la puerta de la iglesia para abrir la comitiva de la Santa Compaña y aunque viaje lejos del lugar, su alma se desprende del cuerpo y se presenta allí. Se sabe quienes son estos condenados a vagar con la Compaña, porque se ponen flacos, con grandes ojeras por estar privado del descanso y sólo puede librarse de esta maldición, si en su peregrinar encuentra a otra persona y le acepta coger la cruz que él porta.
Ver la Santa Compaña es tener la seguridad de que va a morir una persona cercana, incluso, a veces, puede ver el entierro, en ocasiones se puede reconocer a la persona que va a morir porque va detrás de la compaña portando un cirio más pequeño.
Aquí aclararemos que los cirios de la Santa Compaña no son de cera, están hechos de huesos de difuntos.
La procesión es guiada hasta la casa de próximo difunto, le ofrecerán una vela y volverán al día siguiente a recogerla, es decir, al día siguiente estará muerto. En algunas parroquias dicen que para no coger el cirio y que se marchen sin hacerte nada, debe trazarse en el suelo un circulo y dentro de él, un pentáculo, ese es el único modo de alejarlos.

QUÉ ÉS LA SANTA COMPAÑA:

santa-compac3b1a-la-procesic3b3n-de-la-muerte-8

Cuando llegan las doce de la noche una procesión de almas en pena se apodera de los caminos. Sus integrantes van envueltos con sudarios o sábanas blancas y descalzos. Esta siniestra estampa es acompañada por el tintineo de la luz de los candiles, velas o huesos ardiendo que éstos portan. Las luces no se ven, solo se percibe el olor de la cera que arde  y de la Compaña, solamente se percibe el rumor del viento a su paso y un miedo incomprensible.

Suelen ser cinco:

  • el portador de la cruz que recoge en la iglesia,
  • el que lleve el caldero con agua bendita y el hisopo,
  • otro que lleva una campana y el farolillo,
  • otro un peto de ánimas
  • y finalmente el estandarte.

En ocasiones van acompañados por lo que se llama «visión», que es un féretro llevado por los de la Compaña precediendo al que va a morir.

En otras ocasiones les acompaña un vivo, que está condenado a vagar toda su vida con ellas a no ser que se consiga deshacer de la cruz pasándosela a otro vivo.

En algunas ocasiones destaca una figura espectral, alta y extremadamente delgada, con cara de esqueleto, la Estadea. Ésta es quien posiblemente dirija la Compaña.

Estos objetos sin lugar a dudas tienen un carácter litúrgico y es difícil quitar el velo de la Iglesia hoy en día y con tan pocos estudios sobre el tema. Sí se sabe que esta tradición tiene origen en las antiguas creencias célticas.

01

ORÍGENES DE LA SANTA COMPAÑA:

1- ÁMBITO CÉLTICO:

Es precisamente en la mitología irlandesa donde encontramos algunos antecedentes de la actual procesión de muertos. El fenómeno del Fairy Host irlandés es conocido por ser una procesión sobrenatural que se desplaza por el aire. Entre sus componentes se encuentran espíritus del Otro Mundo, los cuales se comportan como seres humanos cuando se encuentran entre ellos. Estos seres están ligados a los Tuatha De Danan, una raza divina que habitó Irlanda en sus comienzos. La tradición y el folclore popular transformaron a estos dioses en seres féericos, los cuales habitaban escondidos. El fenómeno del Fairy Host, pues, será una manifestación esporádica y siempre se presentará como una procesión de seres volando por el aire.

2-CACERÍA SALVAJE:

Es la aparición de una tropa espectral capitaneada por una figura, bien masculina o femenina, que cruza los oscuros cielos nocturnos; fundamentalmente en otoño e invierno y cuyas apariciones coinciden con fechas relacionadas con la fertilidad o los muertos.

En el ámbito germánico encontramos a antiguas deidades asociadas a la guerra o el Otro Mundo capitaneando a las hordas de espectros. Comenzando con Tîwaz, al que sustituirá Wotan y más tarde Odín. Este último tomará de Wotan el papel de guía, bien con o sin caballo, el cual capitanearía a los muertos por el aire. Pero esta compañía no aparecía sola pues iba acompañada por los ladridos de los perros y el sonido de los cuernos. Como también ocurrió en otros ámbitos del paganismo, tras la cristianización la figura de Odín como líder de la caza salvaje se diabolizó pasando a convertirse en una entidad negra que guiaba las almas de los muertos. Esta aparición puede anunciar tanto la muerte de algún individuo como un cambio de clima – asociado en cierta manera al fenómeno meteorológico de las tormentas –

3-LOS MUERTOS ERRANTES MEDIEVALES:  

Uno de los principales testimonios que nos han llegado pertenece a Ordéric Vital (1075-1142). En el libro VIII de su Historia Ecclesiástica recoge una visión de la mesnada de Hellequin en la región de Courcy en el año 1090. La horda que aparece en el testimonio de Ordéric Vital está formada por resucitados corpóreos vestidos de negro que hacen ruidos y rumorean.

4- RESIDENTES EN EL PURGATORIO:

Los orígenes de esta aparición milenaria pueden tener sus raíces en creencias celtas que, en sagas y petroglifos, expresan rotundamente las apariciones de los espíritus nocturnos con una naturalidad pasmosa. El noroeste de la Península Ibérica y, en particular la comunidad de Galicia, fue el lugar por antonomasia de asentamiento del pueblo celta. Muchas de sus tradiciones impregnan enormemente el imaginario gallego, pero cuando se implantó el cristianismo, la Iglesia, al no poder erradicar estas creencias populares tan arraigadas, se limitó a cristianizar costumbres y relatos de origen pagano sobre el culto a los muertos.

De esta manera se dan a conocer las famosas historias de las procesiones de los muertos penitentes. La leyenda de la Santa Compaña cobró forma como un relato de muertos que perecieron en pecado y que, tras su muerte, penan por un período de tiempo indefinido, vagando por los caminos hasta alcanzar así el cielo de forma eterna. La Iglesia Católica, más benévola en este sentido, da una solución más asequible al vagar eterno de aquellas almas sin fortuna, convirtiéndolas en residentes a tiempo parcial en el purgatorio.

CÓMO PODER VER LA SANTA COMPAÑA:

rtghrtghyjrtgyh1

En Galicia existe un poder, o extraña facultad, que permite a ciertas personas ver a las almas en pena y por ende, a la Compaña. A esta cualidad se la conoce como (corpo aberto) (cuerpo abierto en castellano) , (the second sight en Escocia) y permite al que la tenga ver a las almas en pena (esto no siempre es malo) y a las personas que están a su lado, aunque no posean la cualidad, también pueden verlas. Para ello deben pisarle el pie izquierdo y con esto se transmite esta extraña facultad. En otras aldeas, se dice que para poder verla pasar, solamente se debe tocar el hombro de quien sí es capaz de verla.

Si se ve a la Compaña y esta no intenta contactar con el individuo, lo que logrará ver es una especie de preludio del funeral de un vecino que está próximo a morir.

93009-santa2bcompa25c325b1a

QUÉ HACE LA SANTA COMPAÑA Y CÓMO LIBRARNOS DE ELLA:

Antes de saber qué hacer tenemos que entenderla. ¿Por qué lleva un vivo la cruz? El vivo encabeza la Compaña. Es hombre si el santo patrón de la parroquia es varón, y será mujer, si esta es una santa (la de la parroquia). El portador de la cruz tiene que acudir siempre a la llamada de la Compaña y empezar puntualmente la marcha. Tiene la obligación de guardar silencio sobre su actividad nocturna.

La Procesión empieza dando vueltas alrededor del adro de la iglesia, cantando en latín. Luego suelen hacer el camino que se acostumbra a hacer en los entierros. A veces van en silencio o tacando la campanita.

La Compaña va a visitar las casas de los que están a punto de morir o les dejan un ataúd en la puerta como aviso de muerte. Otras veces, como en la historia que os contábamos antes, pueden estar representando el entierro de la persona que va a morir próximamente.

El mayor peligro de encontrarse a la Compaña es si le acompaña un vivo y éste intenta librarse de la cruz. Para evitar cogerla debes saber:

  • abre los brazos en cruz y pronuncia «Cruz teño» mientras el vivo te dice «Tócache a ti»
  • Lleva los brazos cruzados
  • Lleva las manos ocupadas con alguna cosa como un palo o una piedra.
  • Tírate al suelo y hazte el muerto, boca abajo.
  • Haz un círculo con una cruz o pentáculo y quédate dentro de él hasta que pase.
  • Lleva en el bolsillo cuernos de vacaloura  (ciervo volante, insecto) y ajo

la-santa-compana-si-te-encuentras-con-ella-reza-por-tu-alma

RITUALES DE LA MUERTE EN GALICIA :

En cuanto al ritual de la muerte vamos a examinar solamente las tres etapas. AMORTAJAMIENTO, VELATORIO Y ENTIERRO:

1- AMORTAJAMIENTO:

DSCN2095

Hasta bien entrado el siglo XX en muchas aldeas gallegas, los muertos iban envueltos en una sábana o sudario (Debajo llevaban: camisa y calzoncillo los hombres, y camisa, saya y medias las mujeres) quizás por eso las almas en pena que se encontraban vagando errantes en la noche, iban vestidas con túnicas blancas.
Normalmente, además de las medidas que se daban en el resto de lugares como atar un pañuelo desde la barbilla a la cabeza para cerrarle la boca, en Galicia se lavaba en cuerpo y se afeitaba al difunto, además se le taponaban los orificios nasales para evitar que el alma retornara a su cuerpo.
En algunos lugares se colocaba sobre el cadáver unas tijeras, un trozo de hierro, una plato con sal y un peine. Las tijeras tenían como finalidad que no se propagara la gangrena, el hierro para que no se hinchara el cuerpo, la sal para ahuyentar los malos espíritus (el demonio). El peine está más relacionado con el simbolismo funerario, ya que el pelo se guardaba después de peinarse entre los huecos de las paredes de la casa, porque después vendrían las almas a recogerlo.

2- VELATORIO:

proto-197-858184

En muchas parroquias el velatorio se hacia en la propia iglesia, se le llevaba desde su casa hasta la iglesia en un “escano” una especie de parihuela de madera y desde allí al cementerio.
Cuando había un muerto en una aldea, ya fuera el velatorio en su casa o en la iglesia, acudían la totalidad de los vecinos a velar el cadáver, en núcleos de población más habitados, sólo acudían conocidos o allegados. La costumbre era que mientras las mujeres rezaban, los hombres ocupaban la cocina y se les servía aguardiente, luego se cenaba copiosamente y para pasar la noche se hacían juegos y pasatiempos.
Hasta el último cuarto del siglo XX las viudas llevaban luto de por vida, el resto de los familiares tras el luto, que duraba años, pasaban al alivio antes de vestir de color. Referir que las mujeres en la Costa de Muerte hasta hace muy poco, iban de luto casi de por vida, primero era el abuelo, el padre, el marido, los hijos y si le daban tiempo, los nietos Se le lloraba al muerto y en función del poder económico de la familia se contrataba a choronas (plañideras) algunas alcanzaron gran fama, como la de Cangas.

3- ENTIERRO:

entierro

El cadáver debe salir con los pies por delante e ir en esa posición hasta llegar al cementerio y mientras se celebra la conducción cerraran todos los comercios y bares, y las campanas de la iglesia tañerán a muerto.
Para evitar el “Aire del Difunto” hay que sacar los animales de las cuadras, nadie permanecerá en cama o será presagio de una muerte cercana, los niños deben ver al cadáver desde arriba para no corren el riesgo de coger el “Aire”
El orden de la comitiva tiene la peculiaridad de que los que van delante en el desfile del entierro son los animales.
Al salir el cadáver de casa es cuando el “pranto” de las plañideras debe ser más sonoro y la familia gritará desesperada por la pérdida.
Si es muerto fuera joven, conviene llevar música en la conducción y en algunos lugares, cuando se acercaban al cementerio, los amigos que portaban el ataúd, al ritmo de la música daban tres pasos adelante y dos atrás, era una forma de prolongar al amigo en el mundo de los vivos.

ROMERÍAS DE PENITENTES:

Un grupo de penitentes han sido porteados  dentro de ataúdes en la romería gallega más ancestral, la de Santa Marta de Ribarteme, en el municipio pontevedrés de As Neves, en agradecimiento a la hermana de Lázaro, protectora de los desahuciados, tras superar un duro trance en sus vidas.

(FOTOGRAFÍAS SUPERIORES: Santa Marta de Ribarteme)

Esta romería, de la que hay referencias escritas que datan de 1700, aunque varias teorías remontan sus orígenes a la Edad Media, atrae cada año a cientos de fieles de la santa y a otros tantos curiosos, si no más.

En ella, los penitentes se someten al trance de ir en féretros y amortajados para agradecerle a la santa su intercesión para que ellos, sus familiares o allegados se recuperasen de graves enfermedades.

En el caso de los niños, los féretros, de color blanco, suelen ir vacíos.

Porteadores y familiares se encargan del avituallamiento, principalmente líquido, de los “ofrecidos” o “muertos-vivos” durante el recorrido desde la iglesia de Santa Marta hasta el cementerio y vuelta al punto de partida.

El sonido de las campanas, acompasadas con las bombas de palenque y un cántico repetitivo -“Virgen de Santa Marta, reina de la gloria, todo el que se te ofrece sale con victoria”, y “Virgen de Santa Marta, estrella del norte, te traemos a los que vieron la muerte”- dan mayor solemnidad a la comitiva.

Algunos de sus integrantes visten una especie de mortaja hecha de tul y portan un bastón y una vela, que bien traen de casa o la adquieren en los múltiples puestos con cirios de todos los tamaños y exvotos instalados en los alrededores de la parroquia.

La de Santa Marta de Ribarteme no es la única celebración religiosa de Galicia donde la muerte, o más bien la resurrección, es la protagonista.

En Moraña, a la romería de los Milagros de Amil acuden devotos de rodillas, con cadenas e incluso en ataúdes, y en A Pobra do Caramiñal, en la provincia de A Coruña, los fieles que han hecho sus promesas cargan sus propios féretros en la procesión de las mortajas, en el marco de las fiestas del Nazareno.

5b9563c570-20180909-diegotorrado-milagros-amil-10

(FOTOGRAFÍA SUPERIOR: Milagros de Amil)

(FOTOGRAFÍAS SUPERIORES: San Andrés de Teixido)

Sin olvidarnos de San Andrés de Teixido: El que se ofreció a San Andrés y no fue de vivo, tiene que ir de muerto, y para eso una manera de cumplir con la romería es con la ayuda de los familiares vivos o conocidos (normalmente dos) acompañando al ánima del finado.​ Antes de comenzar la peregrinación, los parientes van al cementerio donde se encuentra la tumba del difunto, para invitar al espíritu del muerto a hacer el viaje con ellos.

 

FUENTES:

http://arquehistoria.com/

http://www.galicia-meiga.com/

https://misteriosleyendasdegaliciayasturias.wordpress.com

http://lashojasdelbosque.blogspot.com.es/

http://susurrosdearousa.blogspot.com.es/

(Artículo: A Coruña, 1959, Antón Castro , escritor y periodista) título:

Urco, el perro del mal.

http://appg-appg1970.blogspot.com/

https://www.diariodenavarra.es/

La Santa Compaña, el Urco y los muertos: (Autor) ELISARDO BECOÑA IGLESIAS (A Coruña;1982)

https://www.elconfidencial.com/

https://docplayer.es/6485587-Creencias-costumbres-y-tradiciones-de-galicia.html

Mitos, ritos y leyendas de Galicia: Pemón Bouzas | Xose A. Domelo

Editorial: Ediciones Martínez Roca

http://tradicionesgallegas.blogspot.com/

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s