LEYENDA: LOS MOUROS DEL CASTRO DE ESPASANTE

Cerca de Espasante, en el ayuntamiento de Ferreira de Pantón (Lugo), hay un castro al que lleva un camino empedrado, de traza, anterior al de estilo romano.

En el castro, según dice la tradición, hay una cueva que, por un oscuro camino subterráneo perforado a través del monte, va a salir muy lejos de allí. Los mouros, gigantes o gentiles, moraban en aquella cueva y en ella guardaban sus tesoros y hacían sus encantamientos.

IMG_8976

EL AUTOR: ANTONIO CENIZA

©CENIZA777

Cierta vez, parece que alguno de aquellos mouros, enamorado de una princesa, hija de un rey de Galicia que vivía en el viejo castillo de Ribadavia, la encantó y se la llevó consigo a la cueva del monte.

Cuando el rey supo la desaparición de su hija, salió en su busca con los mejores caballeros de su casa y recorrieron todos los caminos y todas las villas y aldeas de su tierra. Pero nada pudieron saber, pues nadie había visto a la princesa en parte alguna.

El rey mandó reunirse entonces en los alrededores de su castillo a la gente toda de cinco leguas a la redonda y preguntó si alguien sabía o había visto alguna cosa que pudiera servir como indicio para tratar de averiguar lo que había acontecido a la princesa.

Y fue entonces cuando unos muchachos dijeron cómo una noche de clara luna vieron ir hacia el monte de Espasante unos cuatro o cinco hombres a caballo; que aquellos hombres eran altísimos y los caballos también muy grandes y que habían saltado sobre el río Cabe como si tuviesen alas en los pies.

Y como se decía que en aquel monte habitaban mouros allí escondidos, creían que pudieran ser aquellos los raptores de la princesa.

El rey entonces hizo lanzar sus pregones convocando a todos los caballeros de sus estados para reunir un gran ejército y fueron a batir y escudriñar todo el monte del castro; pero cuando ya iban acercándose a la cumbre, empezó a arder todo el contorno en grandes llamaradas y a estallar en grandes y pavorosos chisporroteos. Los caballeros se vieron obligados a descender apresuradamente por las laderas, pero, cuando hubieron llegado a las faldas, permanecieron rodeando el monte vigilantes, esperando lo que pudiera sobrevenir.

El monte estuvo ardiendo dos días enteros; al cabo, cuando aquella enorme hoguera se extinguió, volvieron a registrar detenidamente todo el monte, pero nada vieron, ni la cueva, ni mouros, ni cosa alguna. Solamente unas piedras, unas pequeñas murallas, allá en la cumbre, que eran como unos muretas circulares; y había muchos, que parecían curripass, o cuerrías, de las que se hacen en los sotos para juntar y secar las castañas cuando se recogen.

FDO: ANTONIO CENIZA

IMG_8976

MI FIRMA

PÁGINA DE FACEBOOK:

MISTERIOS,LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS :

https://www.facebook.com/antonioceniza777/

22308953_181790562393047_2393111636206912244_n

 

PÁGINA FACEBOOK: LEYENDAS DEL MUNDO:

https://www.facebook.com/ldmceniza777/

29314229_380083205827505_1018962088824930304_n

BLOG MISTERIOS Y LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS:

20375765_105417966815224_4188609703792705285_n

https://misteriosleyendasdegaliciayasturias.wordpress.com/

BLOG LEYENDAS DEL MUNDO:

29314229_380083205827505_1018962088824930304_n

https://leyendasmundo.wordpress.com/

FUENTES:

http://es.concellodepanton.es/castros/4547539464

http://galiciapuebloapueblo.blogspot.com.es/2015/05/espasante-ortigueira.html

http://www.descubrelugo.com/turismo/terra-de-lemos/pombeiro/

FOTOS: WWWTURISMOGALICIANORTE.COM

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s