LEYENDA DEL RÍO LIMIA, RÍO DO ESQUECEMENTO, RÍO DEL OLVIDO

 

EL MITO CLASICO DEL RIO DEL OLVIDO

En la mitología griega, Lete o Leteo (en griego antiguo Λήθη Lếthê, ‘olvido’ u ‘ocultación’) es uno de los ríos del Hades. Beber de sus aguas provocaba a los difuntos  un olvido completo de toda  su vida anterior. Algunos griegos antiguos creían que bebían de este río las almas antes de reencarnasen, de forma que no recordasen sus vidas pasadas.

Lete era también una náyade, hija de Eris (‘Discordia’ en la Teogonía de Hesíodo), si bien probablemente sea un personificación separada del olvido más que una referencia al río que lleva su nombre.

Algunas religiones mistéricas privadas enseñaban la existencia de otro río, el Mnemósine, cuyas aguas al ser bebidas hacían recordar todo y alcanzar la omnisciencia. A los iniciados se enseñaba que se les daría a elegir de qué río beber tras la muerte y que debían beber del Mnemósine en lugar del Lete. Estos dos ríos aparecen en varios versos inscritos en placas de oro del siglo IV a. C. en adelante, halladas en Turios al sur de Italia y por todo el mundo griego

Los muertos bebiendo las aguas del río Letheo-Kennington

 

LEYENDA:

 

Aunque no destaca por su caudal ni por su longitud, el río Limia gozó de trascendencia internacional durante la Edad Antigua.

Tiene su fuente primigenia en uno de los montes de la Sierra de San Mamed, el Talariño (en Sarreaus). Desde allí hasta su desembocadura en Viana do Castelo, sus 135 kilómetros de curso internacional se alimentan de otros afluentes, entre los que se encuentra el canal de la antigua laguna de Antela. Recorre las comarcas gallegas a las que da nombre –Alta y Baixa Limia– y pasa por tierras del norte de Portugal, donde se le denomina “Lima”. Cerca de su desembocadura da nombre a la villa de Ponte de Lima (considerada la tercera más antigua del país luso porque fue fundada por Teresa de León en el año 1125).

Lo que hace único a este curso fluvial es su antiquísima fama, pues ya los autores clásicos lo tuvieron presente en sus obras: Salustio, Estrabón, Tito Livio, Apiano, Silio Itálico, Plutarco y Floro. Estos politeístas creían que al norte del Limia se encontrarían los felices “Campos Elíseos”, una especie de Paraíso, pero atravesar sus tranquilas aguas conllevaría perder los recuerdos para siempre (e incluso la vida); pues lo identificaban con el río Lethes (nombre griego), o Flumen Oblivionis –”río del Olvido”–

Así lo creyeron los soldados de Décimo Junio Bruto cuando llegaron a sus orillas en el año 138 antes de Cristo, poniendo una barrera infranqueable a sus ansias de conquista. Pero este valiente general romano decidió cruzar sus aguas para desmentirlo. Según las crónicas, tomó elestandarte de su ejército y atravesó el cauce para, desde la otra orilla, llamar por su nombre a los temerosos soldados demostrando que no había muerto ni perdido la memoria. Una vez franqueada esta frontera fluvial, siguieron su avance por territorios galaicos hasta llegar al Atlántico, donde una puesta de sol les provocó tal temor que les hizo dar la vuelta. La hazaña limiana y su triunfo contra los bracarenses llevó a Bruto a conseguir el sobrenombre de “Galaico” y el título de procónsul de los Lusitanos y Galaicos.

Los romanos, inspirados por la mitología griega, situaban el río Lethes en Galicia porque esta tierra se encontraba en los confines del mundo que ellos conocían. Todo río supone un límite físico, pero el Limia suponía también una frontera mental para los soldados de Roma; la acción de Décimo Junio Bruto rompe el mito en favor de la razón. Otra explicación que se le viene dando desde hace años es la indígena, de influencia celtista; serían los propios castrexos los que infundieron en los romanos este miedo para mantenerse a salvo de la conquista. Y otras teorías más recientes lo achacan al parecido del nombre Lethes con topónimos locales.

Este episodio histórico se conmemora desde hace 16 años en Xinzo de Limia con la popular “Festa do Esquecemento”.

Debemos proteger este río y no olvidarlo durante, al menos, otros dos milenios.

Mas nunca deixará de ser fermosa

no meu atribulado pensamento

a ribeira do Limia saudadosa

non causará en min esquecimento

aínda que ten tanta virtude de esquecer

o seu brando e suabe movimento

(Bernárdez, Lima, Égloga 15)

TRADUCCIÓN:

Pero nunca dejará de ser hermosa

en mi atribulado pensamiento

la fértil orilla del Limia

no causará en mi olvido

aunque tiene tanta virutd de hacer olvidar

su blando y suave movimiento

FDO: ANTONIO CENIZA

IMG_8976

MI FIRMA

PÁGINA DE FACEBOOK:

MISTERIOS,LEYENDAS DE GALICIA Y ASTURIAS :

https://www.facebook.com/antonioceniza777/

22308953_181790562393047_2393111636206912244_n

FUENTES:

http://www.bloganavazquez.com/2009/07/14/el-limia-el-rio-del-olvido-galleg/

 

http://iberiamagica.blogspot.com.es/2012/03/antigua-supersticion-sobre-el-rio-limia.html

 

https://elpais.com/diario/2011/08/22/galicia/1314008288_850215.html

 

http://galiciaencantada.com/lenda.asp?cat=4&id=299

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s